Hechizo para » Protección » Hechizo para curar el mal de ojo

Hechizo para curar el mal de ojo

Hechizo para curar el mal de ojo

Hechizo para curar el mal de ojo con muchas opciones para quitarlo rápidamente

Este hechizo para curar el mal de ojo es en realidad una serie de varias soluciones y opciones que tienes a la mano para quitarte el mal de ojo o quitarlo a otra persona.
El mal de ojo es muy común y frecuente pues trabaja de una manera muy sencilla, no hace falta hacer magia ni contratar a una persona avezada en energías oscuras para causar daño con él, basta solamente la mirada de la persona.

Cuando la persona está llena de envidia, de enojo, de odio, de resentimientos y de malos sentimientos ocultos, los deja salir mediante la mirada. Puede que la persona incluso ni siquiera se percate de que está haciendo un mal de ojo.
Este mal, simplemente basa todo en el líquido o en su ausencia. La mirada “seca” lo que toca, ya sea una planta, una casa, un coche o una persona, pero es particularmente fuerte cuando es sobre una persona directamente, como suele pasar con los niños cuando sin muy pequeños y por costumbre se les coloca una cinta roja en la muñeca contra el “ojeo”.

De tal manera, hay varias formas del hechizo para curar el mal de ojo, por lo general con elementos líquidos, que “devuelven” la humedad a lo que ha sido mirado por ese ojo dañino, aunque también existen otros métodos y formas, que veremos a continuación:

Hechizo para quitar el mal de ojo de manera rápida y efectiva

-Coloca junto a la persona afectada, ya sea en su cuarto, bajo su cama o en la sala, una corteza grande de un eucaliptus.
-Pon junto a la puerta de entrada un atado de unos cuantos ajíes chiles picantes de color rojo, atados por una cinta roja. También puedes tenerlos plantados frente a la casa o en una maceta en la puerta principal para prevenir el mal de ojo de los que atraviesen la puerta de tu casa.
-Utiliza ruda, no sólo teniéndola plantada o en maceta frente a la puerta principal d ela casa sino para colocar en el agua de la tina o haciendo una maceración en agua con la que luego te lavarás todo el cuerpo o el de la persona afectada.

-Coloca bajo la cama de la persona afectada un plato o cesta lleno de ciruelas bien rojas.
-Toma un coco y bebe (o hazle beber al afectado) el agua interior, dejando todo el resto del coco bajo la cama o cerca de la persona afectada
– Cuelga una ristra de ajos entera en la habitación o en la sala principal de la casa, el ajo es muy bueno contra el mal de ojo y no solamente contra los vampiros como lo ha eternizado el cine.
-El mal de ojo se combate con líquido y la saliva es un gran aliado: puedes salivar tu mano y pasarla sobre la cabeza de la persona afectada o en ti mismo. Es muy común que te hagan mal de ojo luego de felicitarte o darte un cumplido por algo, en ese momento saliva tus manos, di una oración y refriega tus manos o pásatelas por la cara.
-Del mismo modo podrías salivar la frente de tu hijo si alguien le hace un cumplido excesivo o pone demasiado tiempo su mirada en él.

-Una receta muy simple y efectiva es mojar en agua bendita la cara y la frente de la persona afectada por el mal de ojo, dándole a beber tres pequeños sorbos.
-Un hechizo para curar el mal de ojo es hervir en una olla una buena cantidad de arroz con tres limones cortados en tres partes y luego mojar a la persona con esa agua una vez enfriada, dejando la olla en la habitación o bajo la cama para que termine de absorber el mal.
-Una de las formas más conocidas de quitar el mal de ojo es dejar caer gotas muy despacio de aceite de oliva dentro de un plato con agua limpia mientras se reza. Hay quienes en lugar de aceite de oliva dejan caer gotas de cera caliente de una vela blanca sobre el agua, mientras se dicen oraciones, y otros lo hacen arrojando carbones o brasas encendidas al agua.

-Otro método muy difundido es con huevo, ya sea pasando el huevo entero sobre la cara para luego romperlo y tirarlo, o romper un huevo y hacer la señal de la cruz con el líquido en la frente de la persona o la tuya propia si eres la persona afectada. También se usa romper el huevo y dejarlo debajo de la cama toda una noche, para tirarlo al día siguiente.

Por último, para resumir las formas más conocidas en que puede trabajar efectivamente un hechizo para curar el mal de ojo, puedes usar limón. El limón parece tener forma de ojo, una mirada agria y fría, de modo que representa a la persona que causa el daño. Se suele atravesarlo con varios clavos de hierro (algunos recomiendan estrictamente que sean nueve los clavos) y se deja al sol para que se seque o se arroja lejos. El simple hecho de pincharlo ya “devuelve la humedad” a la persona afectada, liberándose por completo cuando el limón desaparezca.

Todos estos métodos son efectivos y seguramente ya has oído hablar de alguno de ellos, por lo que recomiendo utilizarlos de inmediato a cualquiera de ellos ante la amenaza del ojeo. Hay otros trabajos que se pueden hacer pero son más complejos y lo importante es que rápidamente dispongas de un hechizo para curar el mal de ojo cuando lo necesites.

Déjame tu comentario

Clic aquí para dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *